Los misiles hipersónicos y la nueva carrera armamentista

Rusia y China ya han adquirido esta tecnología, Estados Unidos continúa trabajando en ello, mientras Corea del Norte está dando sus primeros pasos. Estos son los contendientes de una carrera armamentista que parece que revolucionará el futuro de la defensa.

A principios de año, Corea del Norte hizo nuevamente saltar las alarmas de la opinión pública internacional con un ensayo de lo que posiblemente fue un misil hipersónico. Al menos, así lo informó la Agencia Telegráfica Central de Corea, su agencia estatal de noticias. Esta sería la segunda ocasión en la cual Pyongyang declara haber realizado ensayos de armas hipersónicas. Se informó de una primera prueba a finales de septiembre del año pasado.

El desarrollo de este tipo de capacidades es particularmente difícil y muy costoso. La tecnología hipersónica aplicada al armamento está en manos de unos pocos, pero son cada vez más las naciones que se están aventurando a desarrollarlas.

Se ha documentado que, por el momento, sólo Rusia y China cuentan con esta tecnología lista para usarse. Estados Unidos, por su parte, continuaría trabajando en adquirirla. En el caso de Corea del Norte, sería precipitado decir que cuentan ya con tecnología hipersónica completamente operativa, no se pueden describir como ‘misiles hipersónicos’ sin detenernos a evaluar qué constituye esta categoría.

¿Qué es un misil hipersónico?

Las armas hipersónicas son todas aquellas que pueden moverse a al menos una velocidad de mach 5 (cinco veces más rápido que la velocidad del sonido o 6.174 km/h). Este es el requisito básico más citado. Si no fueran capaces de superar la velocidad supersónica, no recibirían el apellido de hipersónicos — mach 5 es la velocidad que separa lo supersónico de lo hipersónico.

Aunque la velocidad hipersónica suele ser una de las características —la principal en algunos casos— que se incluyen a la hora de realizar una distinción entre los misiles hipersónicos y aquellos que no lo son, este no es el único factor definitorio. La velocidad de los misiles balísticos y de los sistemas de bombardeo orbitales, en muchos casos, supera por mucho a la de los misiles hipersónicos.

Un precedente de los misiles balísticos se encuentra en los años 40. El A-4 —o V-2— alemán ya había demostrado que era posible superar los mach 5 (aunque por un periodo de tiempo reducido). Pero nadie afirmaría que se trataba de un misil hipersónico. Sucede lo mismo con los algunos misiles balísticos intercontinentales modernos, que superan la velocidad mach 20.

El otro factor que define la categoría de misil hipersónico tiene que ver con el grado de maniobrabilidad (vertical y horizontal) que presenta durante toda su trayectoria. Tomando en cuenta estos prerrequisitos, muchos misiles balísticos quedarían fuera de la categoría de misiles hipersónicos.

Existen esencialmente dos tipos de sistemas de misiles hipersónicos: los misiles hipersónicos de crucero (HCMs) y los vehículos de planeo hipersónico (HGVs). Los HCMs mantienen una velocidad hipersónica constante y están propulsados por motores de alta velocidad o estatorreactores de combustión hipersónica (scramjet) durante toda su trayectoria.

Por otro lado, los HGVs son normalmente lanzados sobre misiles balísticos (o sistemas de impulso y desplazamiento) y después planean por la atmósfera a velocidades hipersónicas hacia su objetivo. También existen misiles hipersónicos de tecnología híbrida que no corresponden con ninguna de las categorías anteriores.

A diferencia de los misiles balísticos, las armas hipersónicas no siguen una trayectoria balística y pueden maniobrar en ruta hacia su destino. Ilustración: Manuel Eguren Moreno [recreado de BBC]

Las armas hipersónicas convencionales emplean solamente la energía cinética —la energía del movimiento— para potencialmente destruir objetivos a la vista, o incluso instalaciones subterráneas. Estas armas podrían ser un desafío para los sistemas de detección y defensa debido a su velocidad, maniobrabilidad y baja latitud de vuelo.

Un radar terrestre podría no llegar a detectar un misil hipersónico hasta su etapa final de vuelo. Esta detección tardía podría comprimir el tiempo que tienen las autoridades de un país para valorar las posibles opciones de respuesta y reducir los potenciales intentos de interceptar el misil.

Gráfico comparativo entre las trayectorias de un vehículo de planeo hipersónico (HGV) y un vehículo de reentrada maniobrable (MaRV). Fuente: CSIS Missile Defense Project.

Así, estas características convierten a los misiles hipersónicos en armas más peligrosas y desestabilizadoras que cualquier otro tipo de misil. Combinan las características propias de los misiles de crucero subsónicos, que ofrecen buena maniobrabilidad, pero a velocidades relativamente bajas; las de los misiles balísticos que viajan a velocidades hipersónicas pero con una maniobrabilidad limitada o inexistente.

¿Quién está desarrollando armas hipersónicas?

  • Rusia

Rusia lleva investigando sobre armas hipersónicas desde los años 80, pero a raíz de la retirada estadounidense del Tratado sobre Misiles Balísticos (ABM) en 2002, ha acelerado sus esfuerzos para desarrollar nuevas tecnologías militares. Vladimir Putin anunció en 2007 que su país había desarrollado una tecnología completamente nueva para misiles balísticos, a los que denominó ‘misiles hipersónicos’.

En su discurso anual de 2018, el presidente ruso Vladimir Putin expresó que “Estados Unidos está autorizando un crecimiento constante e incontrolado del número de misiles anti-balísticos, mejorando su calidad y creando nuevas áreas de lanzamiento de misiles. Si no hacemos algo, eventualmente terminará en la devaluación completa del potencial nuclear de Rusia». Y prometió “hacer los esfuerzos necesarios para neutralizar las amenazas que supone el despliegue del sistema de defensa de misiles global de Estados Unidos”.

En la actualidad, Rusia está desarrollando dos programas de armas hipersónicas: el vehículo de planeo hipersónico (HGV) Avangard y el misil hipersónico de crucero (HCM) 3M22 Tsirkon (o Zircon). Además, se sospecha que ha desplegado el Kinzhal (‘Dagger’), un misil balístico con maniobrabilidad.

En lo que respecta a Avangard, se trataría de un vehículo de planeo hipersónico (HGV) capaz de equipar una cabeza nuclear y desplegado sobre misiles balísticos de largo alcance o intercontinentales (ICBM) SS-19 Stiletto, lanzados desde plataforma terrestre. Este HGV alcanzaría la velocidad de mach 20 (6,8 km/s). Aunque los misiles SS-19 pueden portar hasta seis cabezas nucleares, los informes de inteligencia estadounidenses indican que solo se le podría colocar una con el sistema Avangard.

Rusia planea también desplegarlos con los ICBM Sarmat —que continúan en desarrollo— y se estima que estén operativos a finales de 2022. Rusia condujo ensayos exitosos de este sistema en 2016 (dos veces) y en 2018, alcanzando supuestamente velocidades mach 20. Y el 27 de diciembre de 2019, el ejército ruso informó que había activado dos misiles SS-19 con Avangard.

Rusia también está desarrollando un misil de crucero hipersónico, el Tsirkon, capaz de alcanzar velocidades entre mach 6 y mach 8. Este HCM sería capaz de golpear objetivos terrestres y navales. Según los medios de comunicación rusos, Tsirkov podría ser lanzado desde los sistemas de lanzamiento vertical de los cruceros Admiral Nakhimov y Pyotr Veliky, los buques Proyecto 20380, las fragatas Proyecto 22350 y los submarinos Proyecto 885 “Yasen”, entre otras plataformas. Las mismas fuentes aseguran que Tsirkon fue desplegado con éxito desde una fragata Proyecto 22350 en enero y octubre de 2020. Los informes de la inteligencia estadounidense reportan que el misil estará operativo en 2023.

Por último, Moscú estaría trabajando presuntamente en un misil maniobrable, el Kinzhal, que alcanzaría una velocidad de hasta mach 10. Está previsto que este misil se monte inicialmente en el Mikoyán MiG-31y el Sukhoi Su-34. Se estaría trabajando para montarlo en el Tupolev Tu-22M3.

  • China

China está desarrollando un vehículo de planeo hipersónico (HGVs) denominado DF-ZF (conocido previamente como WU-14) que ha sido probado al menos en nueve ocasiones desde 2014. Este año precisamente fue cuando la inteligencia estadounidense confirmó la existencia de prototipos del misil. En el desfile militar que marcó el 70 aniversario de la República Popular China, en septiembre de 2019, Beijing aprovechó para desvelar el DF-ZF.

Este HGV sería capaz de realizar maniobras extremas durante el vuelo. China también está desarrollado misiles balísticos intercontinentales de largo alcance DF-41, que, según fuentes del ejército estadounidense, sí podrían portar HGV con capacidad nuclear. Algunos informes indican que China ha probado un HGV en un sistema fraccional de bombardeo fraccional (FOBS)— un portador de misiles que portó el HGV en órbita antes de que desorbitara y se aproximara a su objetivo. El FOBS es el sistema de despliegue de misiles más rápido que existe actualmente.

Según los expertos, este tipo de sistema podría proporcionar a China la habilidad de lanzar HGVs sobre el Polo Sur, ignorando de esta forma los sistemas de aviso temprano estadounidenses que detectan amenazas sobre el Polo Norte, reduciendo aún más la cantidad de tiempo de advertencia antes del impacto. Cabe recordar que la mayoría de las defensas antimisiles y sistemas de alerta temprana de EE. UU. están orientados hacia el norte, basándose en la posible trayectoria de los ICBM rusos.

La directora de la Oficina Conjunta para la Transición Hipersónica de EE. UU., Gillian Bussey, expresó que China ve las armas hipersónicas como un nuevo dominio de la guerra: “puedes mirar sobre el papel…tienen vehículos scramjets; vehículos de planeo con scramjets; vehículos con propulsores de combustión líquida, de propulsión sólida. Están trabajando en una variedad de sistemas de propulsión».

Además, el FOBS permitiría la liberación de varias cargas durante su trayectoria antes de entrar en la atmósfera, posibilitando así el bombardeo de varios objetivos alejados entre sí. Cabe señalar que la tecnología precisa que está detrás de FOBS no está del todo clara. En una entrevista a Bloomberg, el general Mark Milley, presidente del Estado Mayor Conjunto de EE. UU. se refirió al ensayo como “lo más cercano a un momento Sputnik”. China, por su parte, negó haber realizado este ensayo.

  • Estados Unidos

La Casa Blanca actualizó hace una semana su lista de Tecnologías Críticas y Emergentes para incluir las capacidades hipersónicas. Las armas hipersónicas son una de las seis tecnologías que, según el Pentágono, dictarán el curso de los conflictos futuros. Este movimiento llega días después de que varios oficiales estadounidenses, incluido el secretario de Defensa Lloyd Austin, se reunieron con una docena de CEOs de la industria de la defensa para obtener retroalimentación sobre los impedimentos de acelerar el desarrollo de armas hipersónicas.

Estados Unidos ha perseguido de manera activa el desarrollo de armas hipersónicas como parte del Prompt Global Strike del Departamento de Defensa (DoD) desde principios de los 2000. También existen otros programas de la Fuerza Aérea, el Ejército y la Agencia de Proyectos de Investigación de Defensa Avanzados (DARPA, por sus siglas en inglés). En años recientes, EE. UU. ha centrado sus esfuerzos en desarrollar vehículos de planeo hipersónicos (HGVs).

El Pentágono solicitó un total de 3.800 millones de dólares para armas hipersónicas ofensivas para el año fiscal de 2022. El presupuesto solicitado para tecnología hipersónica de defensa fue incluso menor: alrededor de 248 millones de dólares a través de la Agencia de Defensa Antimisiles (MDA, por sus siglas en inglés); y otros 7 millones para un programa DARPA trianual denominado Glide Breaker, un sistema de «defensa de intercepción hipersónica» capaz de vehículos peligrosos que se muevan a velocidades hipersónicas. Además de esto, la Agencia de Desarrollo Espacial está lanzando una constelación de satélites para identificar los misiles hipersónicos.

CuerpoPrograma
Armada de los EE. UU.Conventional Prompt Strike (CPS)
Ejército de los EE. UU. Long-Range Hypersonic Weapon (LRHW)
Fuerza Aérea de los EE. UU.AGM-183 Air-Launched Rapid Response Weapon (ARRW)
Fuerza Aérea de los EE.UU. Hypersonic Attack Cruise Missile (HACM)
Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa (DARPA)Tactical Boost Glide (TBG)
Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa (DARPA)Operational Fires (OpFires)
Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa (DARPA)Hypersonic Air-breathing Weapon Concept (HAWC)
Programas de armamento hipersónico llevados a cabo por EE. UU. Fuente: Congressional Research Service

El proyecto más importante de armas hipersónicas que está desarrollando el ejército de los Estados Unidos, de la mano de Lockheed Martin, es el AGM-183 ARRW (Air-Launches Rapid Response Weapon), un vehículo de planeo hipersónico basado en el vehículo Tactical Boost Glide (TBG) de DARPA. También se estaba desarrollando el HCSW, pero se anunció la cancelación del proyecto porque ARRW parecía ser la apuesta más efectiva y prometedora. Este vehículo de planeo hipersónico estaría propulsado por un misil y alcanzaría una velocidad máxima mayor a 20 mach.

A diferencia de los programas de China y Rusia, las armas hipersónicas de EE. UU. están diseñadas para montar cabezas convencionales. Por esta razón, es técnicamente más complejo de desarrollar que un sistema armado con cabezas nucleares.

Estados Unidos no espera poder poner en funcionamiento armas hipersónicas hasta, al menos, 2023.

  • ¿Corea del Norte?

El régimen de Kim Jong-un realizó cuatro ensayos de misiles durante el pasado mes de enero. El 5 y 11 de enero lanzó misiles balísticos hipersónicos y el 14 y 17 de enero misiles balísticos de corto alcance. A finales de septiembre ya se informó de un primer ensayo de arma hipersónica. El nombre de este misil era Hwasong 8. El analista en asuntos internacionales, Ankit Panda, del Carnegie Endowment for International Peace, expresó que guardaría algo de similitud con los misiles Hwasong-12/Hwasong-14.

A pesar de que Corea del Norte no ha probado desde 2017 ninguna bomba nuclear y ningún misil balístico intercontinental de largo alcance (ICBMs), en los últimos años sí que ha ido desarrollando y probando una amplia gama de misiles y cabezas de misil, principalmente misiles de crucero y de corto alcance. Según algunos analistas, probablemente se tratarían de misiles con alta maniobrabilidad destinados a burlar las defensas antimisiles de otras potencias militares, como Corea del Sur o Estados Unidos.

Corea del Norte se encuentra en una posición idónea para implementar una estrategia militar más flexible, equipada con diversas capacidades de misiles en técnicas de lanzamiento, rango de vuelo y poder explosivo. El lanzamiento de misiles avanzados de enero da alguna pista sobre hacia dónde se dirigen los esfuerzos militares de Corea del Norte.

Otras naciones como Francia o la India están muy avanzadas en el desarrollo de armas hipersónicas, mientras que Japón, Australia y Alemania también estarían desarrollando este tipo de tecnología, en algunos casos para uso civil.

Implicaciones estratégicas

En términos estratégicos, la tecnología de armas hipersónicas no es un hito en lo que se refiere a capacidades militares ofensivas. Los activos nucleares de Estados Unidos, Rusia y China ya se apoyan en misiles balísticos intercontinentales que viajan 20 veces más rápido que la velocidad del sonido. La innovación estaría en que los misiles de corto alcance también podrían alcanzar velocidades hipersónicas dentro de la atmósfera de la Tierra.

El principal problema radica, para EE. UU. al menos, en que su capacidad de defensa no está diseñada para lidiar con un ataque sustancial desde Rusia o China. Está diseñado para repeler pequeños ataques de “Estados canalla” como Corea del Norte o Irán. Estados Unidos se apoya mucho en la disuasión, una capacidad ofensiva robusta como disuasión de un posible ataque nuclear de Rusia o China.

Mientras que las nuevas tecnologías que están siendo desarrolladas por Rusia y China no cambian el equilibrio estratégico como tal, sí que constituyen una alarma de una creciente carrera armamentistas entre las tres potencias. Tanto el desarrollo de nuevas tecnologías como la creciente cantidad de armas disponibles podrían ser amenazas potenciales en el futuro. Según declaró el profesor del Instituto de Física y Tecnología de Moscú (Moskovskiy Fiziko-Tekhnicheskiy Institut), Alexander Fedorov, ya se está produciendo una carrera armamentista donde Rusia «tiene experiencia sin mucho dinero, China tiene mucho dinero sin mucha experiencia y Estados Unidos tiene las dos, pero se puso en marcha después que Rusia o China y está acortando distancias».

¿Y el control de armas?

En la actualidad, no hay ningún tratado que prohíba el desarrollo y despliegue de misiles de tecnología hipersónica. El Nuevo Tratado START, un tratado de armas ofensivas entre Estados Unidos y Rusia, no cubre aquellas armas que toman una trayectoria balística durante menos de la mitad de su vuelo, como lo hacen los vehículos de planeo hipersónico y los misiles de crucero hipersónicos. El Artículo V de este tratado declara que «cuando una de las partes crea un nuevo tipo de arma ofensiva estratégica, esa parte tendrá el derecho de elevar la cuestión de dicha arma ofensiva estratégica para su consideración en la Comisión Bilateral Consultiva (BCC)».

Por esta razón, algunos analistas han propuesto negociar un nuevo acuerdo internacional de control de armamento que implemente una moratoria o una prohibición de los ensayos con armas hipersónicas. Para estos analistas, esta sería la manera más efectiva y verificable de prevenir una carrera armamentista y de preservar la estabilidad estratégica.

Compártelo:

Por Omar Benaamari Hedioued

Estudiante del Máster en Periodismo Internacional (URJC). Interesado en la política de los países del Sudeste Asiático y Asia Central y la genealogía del Islam en el conjunto de los países del continente asiático.

Deja un comentario

1 Comment
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
trackback

[…] Tiene un origen marcadamente militar, ya que inició parte de su actividad con el desarrollo de los misiles balísticos militares. El desarrollo acelerado del país como consecuencia de la política económica aperturista de Deng […]