Guía para las elecciones surcoreanas de 2022

Desde El Siglo de Asia os mostramos una guía para entender las elecciones de Corea del Sur, que podrían determinar la dirección que tomará el país.

Aunque el panorama mediático tiene los ojos puestos en la crisis de Ucrania, el mundo sigue girando y los países ajenos al conflicto tienen que seguir con su agenda. Es el caso de Corea del Sur, quien se embarca en unas elecciones presidenciales el próximo 9 de marzo.

Los temas principales de esta campaña electoral son la regulación de los precios económicos y de la vivienda. Dejando en un segundo plano la gestión de la pandemia —que el año pasado daba una clara ventaja al Partido Demócrata (actual partido en la presidencia) en las elecciones parlamentarias de 2020—, y la política exterior hacia la vecina Corea del Norte. No obstante, la reciente crisis internacional entre Moscú y Kiev y la decisión surcoreana de sumarse a las sanciones hacia Rusia se han posicionado como un tema principal en los últimos debates electorales.

Estas elecciones han estado marcadas por la descalificación y difamación entre los distintos candidatos. Estas campañas de retóricas tóxicas —con calificativos como «Hitler», «bestia» o «parásito»— se ha traducido en una alta tasa de votantes indecisos y una aversión a la campaña electoral de 2022. Algunos medios de comunicación surcoreanos incluso han bautizado estos comicios como las “elecciones desagradables” o las «Elecciones del Juego del Calamar».

La semana pasada, la Comisión Electoral Nacional denunció a Hwang Kyo-ahn, antiguo líder del Partido Futuro Unido —precursor del Partido Popular— y al exparlamentario Min Kyung-wook, que habían levantado las sospechas sobre una posible manipulación electoral y exhortaron a los surcoreanos a abstenerse del voto anticipado.

¿Cuál es el sistema político de Corea del Sur?

La República de Corea es una república democrática presidencialista representativa, gobernada bajo un sistema semipresidencialista. Está compuesta por nueve provincias (do), una provincia autónoma especial (teukbyeoljachido), seis ciudades metropolitanas (gwang-yeoksi) y una ciudad especial (teukbyeolsi). Según el segundo párrafo del artículo primero de la Constitución de la República de Corea, “la soberanía del país reside en el pueblo y toda la autoridad del Estado emana del pueblo”.

El presidente ocupa los papeles de jefe de Estado, cabeza del ejecutivo y comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas. La misma constitución establece que el presidente sólo podrá ostentar su cargo por un único mandato de cinco años. Y además menciona expresamente, en el artículo 70, que no podrá presentarse a la reelección. Cuenta con poderes ejecutivos y es el encargado de nombrar al primer ministro y al Consejo de Estado con el respaldo de la Cámara.

El Consejo de Estado  o gabinete de Gobierno está conformado por una serie de ministerios, por la presidencia y por el primer ministro. Como es habitual, el número de ministerios varía en función de las necesidades del país en cada legislatura.

El poder legislativo del país reside en el Gobierno y la Asamblea Nacional. La Asamblea Nacional o Gukhoe es un órgano unicameral y cuenta con 300 escaños253 de circunscripciones locales y 47 por representación proporcional—, repartidos en función del porcentaje de votos obtenidos en unas elecciones legislativas. Los representantes son elegidos para un mandato de cuatro años. El poder ejecutivo depende directa e indirectamente del poder legislativo, es decir, del apoyo de la Gukhoe. La confianza del presidente puede ser puesta en duda por la Cámara.

Gukhoe o Asamblea Nacional de Corea del Sur. Yeouido, cerca del río Hangang, Seúl. Fuente: OZinOH de Flickr

Por último, el poder judicial del país asiático reside en la Corte Suprema de Corea del Sur y varios tribunales de apelación. El máximo representante del poder judicial es el presidente de la Corte Suprema, este es nombrado por el presidente con el respaldo de la Gukhoe y su mandato dura seis años. Al igual que el presidente del Gobierno, el puesto no es renovable. Este cuenta con amplias facultades administrativas contempladas en la Constitución surcoreana, como el derecho de recomendar a otros magistrados a la Corte o nombrar a jueces de tribunales inferiores.

Corte Suprema de Corea del Sur en Seúl. Fuente: Rémi Cormier de Wikimedia Commons.

Los otros trece jueces que conforman la Corte Suprema son elegidos por el presidente a recomendación del presidente de la Corte. Esta decisión también debe ser respaldada por la Asamblea Nacional.

La actual composición de la Gukhoe

PartidoEscaños
Partido Demócrata174
Partido Poder Popular103
Partido de la Justicia6
Partido Demócrata Abierto3
Partido Renta Básica3
Partido Transición1
Grupo Independiente1

Esta composición fue votada en las pasadas elecciones legislativas de 2020. En ellas el Partido Demócrata ganó debido a su buena gestión de la pandemia, sin necesidad de llegar a cerrar la totalidad de los negocios del país.

Principales partidos

Las dos últimas elecciones presidenciales han estado lideradas por el Partido Demócrata y el Partido del Poder Popular.

Partido Demócrata

Fue creado en 2014, tras la fusión del Partido Demócrata y el Partido para una Nueva Visión Política. Poseen una ideología socioliberal y se posicionan en el centro.

Actualmente es el partido que lidera el Gukhoe y está en la presidencia. Moon Jae-in ha ostentado la presidencia estos últimos cinco años, los dos últimos marcados por la pandemia de la COVID-19. Subió al poder tras el impeachment realizado a la anterior presidenta Park Geun-hye por corrupción y tráfico de influencias. El programa estaba basado en la creación de empleo, la estimulación económica y el diálogo pacífico con los norcoreanos. Su gestión de la pandemia colocó al Partido Demócrata como favorito para estas elecciones.

El nuevo candidato del Partido Demócrata para las presidenciales es Lee Jae-myung. Político, abogado y antiguo gobernante de la provincia de Gyeonggi. Su campaña ha estado liderada bajo el lema “un presidente competente”. Los principales puntos de su campaña continúan con la línea ideológica de Moon: economía y la política exterior hacia Corea del Norte, la cual Moon consiguió hacer grandes avances manteniendo importantes reuniones con los líderes norcoreanos. 

Sin embargo, Lee protagonizó una fuerte polémica, tras insinuar en un debate público que el presidente ucraniano, Zelensky, había provocado el ataque de Rusia. Comentario por el que se tuvo que disculpar. Este candidato también es sospechoso de estar involucrado en un caso de corrupción masiva detrás del desarrollo de 2015 de un complejo de apartamentos.

Partido del Poder Popular (Gugminuihim)

Anteriormente denominado Partido del Futuro Unido. Fue creado en 2020, después de que se fusionaran varios partidos conservadores entre los que destacan: el Nuevo Partido Conservador y Adelante por el Futuro 4.0. Se convirtieron en los líderes de la oposición en las legislativas de 2020.

Su campaña ha estado liderada por la controversia, después de que el aspirante a la presidencia, el conservador Yoon Suk-yeol, realizara una campaña de desprestigio contra la administración Moon. Sin embargo, el pasado jueves, la campaña del partido conservador dio un giro de 180º cuando el líder del tercer partido del país, el Partido Popular, abandonó la carrera presidencial para apoyar a Yoon.

Yoon Suk-Yeol se ha presentado a campaña con un discurso conservador en materia de derechos sociales. Sin embargo, posee un pensamiento más bien liberal en referente a las políticas económicas. Respecto a la política exterior, Yoon posee una línea mucho más dura con Corea del Norte.

Yeol también se vio inmerso en la polémica tras ser acusado de guiarse a través de chamanes para tomar decisiones.

¿Qué dicen las encuestas?

Las últimas encuestas fueron publicadas el pasado miércoles. Un día antes de que Ahn Cheol-soo, candidato del Partido Popular —el tercer grupo político más importante— anunciara su apoyo a Yoon Suk-yeol. Por otro lado, Kim Dong-yeon, de Partido Nueva Ola hizo lo mismo, pero en favor de Lee Jae-myung. Estas dos decisiones reducen las posibilidades de voto de los surcoreanos y su impacto está por medirse.

Ambos partidos han competido por desempatar en las encuestas, y se han seguido de cerca durante toda la campaña electoral. La encuesta electoral de Realmeter, publicada el miércoles de la semana pasada —el último día por ley para publicar encuestas—, reveló que un 46,3% de los encuestados apoyaba a Yoon, mientras que un 43,1% votaría a Lee. En el tercer puesto estaba Ahn Cheol-soo con un 6.7% y Sim Sang-jeung del Partido de la Justicia, con un 1.9%. Otra encuesta de Hankook Research, publicada unos días antes, estimaba que los dos candidatos recibiría un apoyo del 39% cada uno. Recordemos que en las elecciones presidenciales surcoreanas, el candidato que obtenga una pluralidad de votos es elegido, sin que haya segunda vuelta.

Más de 44 millones de personas pueden votar en las elecciones de este año. El pasado fin de semana tuvo lugar la votación anticipada en todo el país que ha registrado un porcentaje de voto sin precedentes: casi un 37%. En los últimos días la carrera por ser el nuevo presidente de Corea del Sur se ha visto marcada por las descalificaciones, por una coyuntura internacional muy compleja —con temas como el de Ucrania o el del lanzamiento de misiles de Corea del Norte— y también por sucesos fuera de lo común, como el ataque que sufrió Song Young-gil, el líder del Partido Demócrata. El pronóstico de quién será el próximo que ocupe la Casa Azul es borroso, solo queda esperar a los resultados.

Compártelo:

Deja un comentario

1 Comment
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
trackback

[…] recientes elecciones surcoreanas trajeron un nuevo presidente para el país. El candidato conservador Yoon Suk-yeol, del principal […]