Lo que pasa en Macao se queda en China

El ser humano es un animal instintivo y la ciudad de Macao lo sabe bien. ¿Cómo ha conseguido ser una potencia en el sector? Hagan sus apuestas.

Cuando se piensa en un casino, la imagen más inmediata que se viene a la mente es la de la ciudad de Las Vegas en Estados Unidos. Millones y millones de dólares se mueven en una ciudad dedicada únicamente al juego y el espectáculo. Alrededor del mundo existen toda una serie de lugares icónicos donde apostar, pero en Asia el más destacado sin duda es Macao.

¿Qué es Macao?

Legalmente, es una región administrativa especial de China, es decir, tiene el mismo estatus que Hong Kong. Fue una antigua posesión de Portugal y fue transferida al control de Pekín en el año 1999.

Durante la época colonial, fue un importante puerto de paso para el comercio internacional debido a su privilegiada situación geográfica y a su cercanía al estrecho de Malaca. La localidad cuenta con una población de 665.000 habitantes, de los cuales la mayoría de ellos proceden de la etnia Han y de procedencia cantonesa.

Imagen: bandera oficial de Macao. Fuente: Pixabay

Su situación política, diferente a la del resto de la China continental, le concede el privilegio de ser el único territorio de toda la nación en la que el juego está permitido. Ello ha conformado una economía estrechamente ligada al sector de las apuestas, lo que ha dinamizado enormemente sus ingresos.

La figura de Stanley Ho

Nacido en Hong Kong en el año 1921, fue el fundador de SJM Holdings, a través del cual desarrolló casi sin competencia la industria del juego en Macao durante los siglos XX y XXI hasta su muerte en 2020. Su sociedad, la Sociedade de Turismo e Diversões de Macau (STDM) es la firma local con más activos. Entre ellos, destaca el casino más conocido de Macao, el Gran Lisboa, que es uno de los principales reclamos.

Ho contó con la ventaja de tener el monopolio del juego en Macao hasta el año 2002, momento en el que entró en vigor la liberalización del sector y tuvo que empezar a competir con las empresas extranjeras. Sin embargo, ello no significó la caída de su imperio y su legado pervive hasta la actualidad.

Fue una de las personas más ricas de Asia durante varias décadas, lo que le situó en una esfera de poder sin igual. Sin él, no se podría vislumbrar la panorámica de rascacielos y grandes edificios de la ciudad.

La verdadera magnitud de Macao

La ciudad no es solo el mayor paraíso del juego del continente, sino que también es el mayor hub del sector en el mundo. Según los propios datos ofrecidos por las autoridades, el volumen de negocio se sitúa 7 veces por encima de la facturación del enclave estadounidense.

Hablamos, por lo tanto, de un auténtico gigante al que Las Vegas ha cedido el puesto sin poder mostrar casi oposición. Y es que los grandes operadores como Wynn Resorts o Las Vegas Sands han mostrado interés por iniciar operaciones esperando unos beneficios mayores de los que tienen en su tierra natal.

Los casinos de Macao han acogido numerosos eventos multitudinarios como las series mundiales de póker, pero se centran sobre todo en juegos de azar como la ruleta, las tragaperras o el blackjack debido a la preferencia del público chino.

Macao por sí sola está en el duodécimo lugar del mundo que más ingresos genera del turismo, incluyendo en la lista otros países y ciudades. Ello, junto con las impresionantes cifras de facturación, son el fiel reflejo de la verdadera importancia a nivel internacional que tiene.

Foto: Casino Grand Lisbon. Fuente: Pixabay

Las sombras de una ciudad de neones

No todo es oro lo que reluce en la ciudad de Macao. El juego no sólo atrae riqueza, sino que también genera criminalidad. Un ambiente en el cual la gente busca entretenimiento y donde se pierde el dinero fácilmente, atrae a las organizaciones criminales.

La prostitución, la extorsión y la usura son algunas de las actividades ilegales más destacadas que se desarrollan en la urbe y de la que son víctimas no solo los clientes sino también los propios macaenses.

La tríada con más autoridad sobre el terreno es 14K. Esta organización de origen hongkonés es una de las más grandes de China, solo por detrás de Sun Yee On. Se ha especulado siempre que las mafias actúan en convivencia con los dirigentes de las cadenas de casinos, permitiendo así una relación simbiótica que perpetúa la criminalidad.

La persecución de las tríadas requiere de un seguimiento muy activo por parte de las fuerzas de seguridad por el propio organigrama de las mismas. Estas se organizan siempre en grupos de tres que no conocen al escalafón superior, por lo que si cae un eslabón no arrastra al siguiente.

A todo ello hay que sumar que la tríada 14K es una organización desmembrada y con numerosas escisiones cuyas causas se remontan a los años 80 y 90, por lo que la desarticulación de las redes es más compleja de lo que se podría pensar en primera instancia.

Los puntos débiles de Macao

Pese a las increíbles cifras de Macao, existen una serie de debilidades que hacen que la ciudad tenga una serie de desventajas comparativas con respecto a Las Vegas. El espectáculo es la más gran de ellas. Las Vegas sigue ofreciendo una variedad enorme en comparación. Los turistas no solo buscan apostar sino también divertirse y EE. UU. es una superpotencia cultural que atrae muchas más miradas y artistas.

Otro aspecto negativo es la limitación que el gobierno chino impone con respecto a la retirada de divisa nacional. Para jugar en Macao es obligatorio apostar en yuanes y Pekín limita a 50.000 dólares al año la cantidad de dinero que se puede sacar del país. Macao ofrece la posibilidad de eludir esta legislación, lo que genera grandes oportunidades para la evasión fiscal. Los premios, a su vez, son cobrados en divisa extranjera, lo que provoca un movimiento internacional de capitales difícil de rastrear para las autoridades financieras internacionales.

En líneas generales, la seguridad jurídica y financiera de Macao es mucho menor a la ofrecida en otros centros de apuestas del mundo. A lo que se une, como siempre, la percepción para los extranjeros de encontrarse en un territorio bajo administración de un régimen autoritario como el de China.

¿Qué será de Macao en el futuro?

La principal obsesión para lo macaenses es que su nivel de vida no se vea mermado. La pandemia del COVID-19 y el cierre de la actividad económica a escala global generó miedo entre los ciudadanos al ver como la principal actividad económica se veía totalmente golpeada y con la incertidumbre de no saber cuándo volvería a funcionar.

Para no verse tan paralizada de nuevo, la diversificación de la economía es una tarea obligatoria. Aprovechando la infraestructura que ya ofrece el juego, Macao pretende ser receptor de exhibiciones y convenciones, atrayendo diferentes tipos de intereses y actividad económicas que pueden devenir en la generación de nuevas industrias.

La investigación es otra de las grandes alas de la diversificación a medio y largo plazo. La Universidad de Macao es ya una de las más destacadas del área de la Gran Bahía y a través de ella se pretende atraer tanto talento como programas de investigación.

Conectar Macao con la península y con Hong Kong a través de Zhuhai fue una de las grandes infraestructuras construidas con el fin de lograr que se incrementaran las sinergias.

Por otro lado, Macao no ha desarrollado una identidad tan diferenciada como Hong Kong y las protestas contra el gobierno central no son comunes. Esta estabilidad, unida al alto nivel de vida de sus ciudadanos, da a entender que la visión de un futuro estable y próspero sigue siendo alcanzable para la capital asiática del juego.

Compártelo:

Por Marcos Bosschart Martínez

Máster en Relaciones Internacionales y Comunicación en la UCJC y Grado en Relaciones Internacionales en la Universidad Complutense de Madrid. Interesado en la geopolítica del Sahel, Asia-Pacífico y las Relaciones Internacionales Culturales. Colaborador en la revista Disobedient Magazine del Reino Unido.

Deja un comentario

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments